Itineraria de reflejos, lírica y melancólica, dejo parte de mí en cada paisaje que visito, pero no hallo donde quedarme.. empapado, continúo mi camino, a donde quiera que dé.

Miro mis zapatos gastados, se han hecho a mis pies, nadie podría ya calzarlos.