Itineraria de reflejos, lírica y melancólica, dejo parte de mí en cada paisaje que visito, pero no hallo donde quedarme.. empapado, continúo mi camino, a donde quiera que dé.

Echaba de menos
tu cielo gris
tus laderas húmedas
ese amanecer largo y perezoso
el sonido de tus gentes

He venido
porque tenía que venir
y ya ves, me han entrado ganas
de quedarme
Bilbao